El cabello platino es uno de los tonos rubios más modernos: pasan los años y este estilismo no deja de ser tendencia. Es posible obtenerlo incluso en cabello naturalmente oscuro, bajo la condición de cambio gradual de color. Desafortunadamente, el cuidado incorrecto del cabello decolorado no solo puede destruirlo, sino que también puede oscurecer el color.

El rubio platino: ¿a quién le queda bien?

Hasta hace poco, existía la creencia de que el cabello rubio se adaptaba solo a las mujeres de tez clara y ojos claros. Las estrellas de todo el mundo han demostrado que no es cierto, y muchas de ellas, a pesar de la tener la tez oscura, se ponen rubias y disfrutan del color platino. En teoría, cualquier color de cabello se puede aclarar para que luzca el rubio platino. Eso sí, antes un profesional debería de valorar la textura capilar ya que influye en el resultado final y los cuidados posteriores.

¿Cómo se obtiene el rubio platino?

Un hermoso tono platinado es muy difícil de lograr, por lo tanto, la coloración debe hacerse en una peluquería profesional. El tratamiento requerirá una decoloración de múltiples etapas, que lleva algo de tiempo. Depende mucho del tipo de cabello y de tu color natural, pero por regla general un buen rubio platino requiere dos decoloraciones y después un matiz para que quede perfecto. Así que ya sabes, paciencia y a relajarte con una revista mientras te pones en manos de un buen profesional.

¿Cómo cuidar el rubio platino?

La decoloración puede resecar y debilitar el cabello, así que es muy importante darle los cuidados adecuados. En URB16 utilizamos los productos de OLAPLEX para que:

  1. Hidrata mucho tu cabello con mascarillas que refuercen la fibra capilar para que no se parta.
  2. Utiliza el champú para rubios: con pigmentos violetas para neutralizar los reflejos amarillentos o con pigmentos azules para los reflejos anaranjados.
  3. Una vez a la semana, se recomienda un baño que limpie el color para mantener el rubio escarchado.
  4. Di sí a todo tipo de serums, aceites de prelavado y otros productos que hidraten el cabello, sobre todo en las puntas.
  5. Apuesta por un buen champú en seco: los lavados deshidratan el cabello, por lo cual es buena idea alargar el espacio entre ellos mediante el uso de champú seco.
  6. Se recomienda no abusar de piscinas de cloro, ya que con un uso muy frecuente, el platino puede adquirir tonos verdosos.