El corte Bob nunca pasa de moda y este 2020 viene pisando fuerte. Es una clase de corte que da mucha versatilidad ya que engloba muchos estilos dentro del mismo. Además, es un corte que favorece todo tipo de rostros y se adapta muy bien sea cual sea la textura o forma del cabello.

El corte Bob tiene muchas variaciones por eso es tan fácil personalizarlo a cada cliente, adaptándolo al tipo de cabello y a la personalidad. Podemos encontrar diferentes opciones dependiendo de si el cabello es liso o rizado.

Una de las opciones es el Bob Clásico, este tipo de corte tiene el mismo largo en todo su contorno y la largura es un poco por debajo del mentón. Este corte clásico se diferencia porque las capas interiores son un poco más cortas que las exteriores, así conseguimos que el cabello se curve hacia dentro de una forma natural. Dentro del corte clásico también podemos realizarlo en capas, así logramos más textura y volumen. Estas capas pueden ser cortadas en diferentes ángulos, por lo que suelen ser muy desiguales entre sí. Es un peinado muy versátil para crear diferentes peinados.

Por otra parte encontramos el corte Long Bob, este se diferencia porque es más largo que el Bob Clásico. No está realizado en capas por lo tanto no creamos volumen en la parte posterior de la cabeza. La largura la podemos encontrar por encima o debajo de los hombros. Es un estilo de corte muy práctico y fácil de manejar. Perfecto para cualquier ocasión y listo en pocos minutos con ayuda de un aceite o cera. Podemos encontrar dos versiones dentro del Long Bob, por un lado la base recta para crear un efecto más clásico y por el otro lado, un base despuntada para crear un efecto más natural y desenfrenado.

¿Quieres saber que tipo de corte va acorde con tu rostro? Lee nuestro último post sobre los direntes cortes. 

Sí quieres un cambio ven a nuestro salón Urb16 sin ningún compromiso y déjate aconsejar por nuestros estilistas, Rafa Freitas, Paulo Pequea, Marco Ghera.