Aunque es usual no darle mucha importancia, lo que comemos afecta nuestra piel y nuestro cabello. Tener una alimentación sana y sobre todo equilibrada es clave para el saneamiento del cabello.

La vitalidad del cabello depende de muchos factores, empezando por la alimentación, siguiendo por cuidados habituales en casa y acompañando con buenos productos. Saber si tenemos alergias, qué nos hace bien y mal ayudará a mantener el pelo en condiciones.

Aunque sabemos que cada paso tiene su particularidad, volvemos a recordarles que los excesos no son buenos, sobre todo si pensamos en azúcares, sal y grasas malas. Alimentarnos de forma desequilibrada hará que notemos cambios en nuestra piel, uñas y también en el cabello.

Las frutas y las verduras ayudan muchísimo a mantener una alimentación sana, incorporar todos los nutrientes de forma adecuada con una alimentación equilibrada permitirán que podamos ayudar a ese saneamiento que tanto deseamos alcanzar.